Despidos con clase

Ajos y Cebollas

No nací sabiendo y he metido la pata en incontables ocasiones. Esto, que para algunos es un sacrilegio de magnitudes hercúleas y se empeñan en esconder- o no nombrarlo jamás- me ha valido para aprender muchos conceptos “de verdad” y obtener una visión más real de muchas cosas: no fiarme de los que nunca se equivocan e identificar algunas situaciones. Sigue leyendo

Mi visita a una conocida cadena internacional de zapaterías

comprando-zapatosUn espacio diáfano, limpio, ordenado. Se notan manos de expertos en el diseño de la exposición y del  surtido. La imagen de marca bien definida.

Entramos a primera hora de la mañana, quizá éramos los primeros clientes del día y, mi mujer busca un modelo concreto que vio semanas atrás en otra sucursal de la cadena.

En ese mismo instante, nada más entrar, un repartidor trae cuatro cajas con una carretilla: – Aquí te traigo el pedido; me dijeron que eran tres cajas y al final han sido cuatro. Mientras, una de las dos dependientas le pregunta a mi mujer: Sigue leyendo

Realidades del día a día: hacer trabajar

Dirty Shoes!

Tuve la suerte de tener un supervisor que, cada vez que venía a vernos, me miraba los zapatos y, si los tenía muy limpios, me recriminaba con algo de sorna: ¡Demasiado limpios tienes tú los zapatos!

 ¿Cómo motivas a un reponedor, cajero, camarero o vendedor, que con los menos de mil euros que cobra no llega a final de mes? Sigue leyendo

Y su empresa ¿Tiene el Síndrome de Burnout?

medium_4766986775

Visto y comprobado que aquellas empresas que cuidan el factor emocional de sus empleados son mucho más productivas que las otras, y a esta altura de la crisis, o nos ayudamos entre todos disfrutando del trabajo o nos amargamos hasta que echemos el cierre.

Aunque no voy a descubrir nada nuevo sobre cómo identificarlo, Sigue leyendo